El camino


El camino de la vida, da giros de volante, cambios de sentido, momentos de soledad, de tristeza, momentos felicidad y de irá; gente que te acompaña en kilómetros y otros tan solo en metros. Un camino que nunca termina y tiene varios caminos distintos, pues solo tu decisión será el camino que utilices. Piedras en el camino que te hacen tropecé, y otras que te hacen caer y a pesar del dolor volvía a levantarme y seguir con el camino que el destino, yo y la vida me hicieron caminar, sin saber quién estaría al final o al encontrar el destino del propósito de ese camino... Caminos fáciles que llegan a un desastre, caminos llamados atajos que en teoría te hacían llegar antes pero tan solo era una fachada incierta, pues el camino a tomar es el más difícil y complicado, sin trampas, sin recompensas, el sacrificio del saber y aprender a cada paso... A pesar de perderte siempre terminas por volver al mismo camino que iniciaste, pues con laberinto o sin él nunca dejas de recorrer el mismo camino, pero al perder la orientación es como si dieses círculos en una misma ubicaciones esperando poder salir de ahí pero tan solo está en tus manos.