Fantasía

Debí luchar, debí amarte, pues tu eres el protagonista de esta nuestra historia, debí cuidarte pues fuiste el único que me hace sentir que el corazón saldría de mi ser por esos latidos extravagantes. Me regalaste la fantasía mejor vivida y la gran soñada. Tu mi debilidad, mi verdad. Pues en mis sueños estás y en mi corazón resides. Desearte, amarte, soñarte, eso es lo más sencillo para mi corazón... Tan solo es un acto reflejo al haber estremecido mi alma y rozado las paredes de mis miedos transformándolos en un amor...