No sentir


Llevo tiempo sin escribir, tan solo llenando la mente del rio convirtiendo en mares de dudas; tsunamis de incertidumbre. Ahora tan solo me encuentro en la playa, tan oscura como la noche, camino de piedras rodea toda la orilla donde las olas no dejan de estallar, una tras otra, viene y va. No puedo reconocer nada de este lugar, ni tan solo el cielo, pues unido con la marea en su estancia sin visibilidad de distinguir el cielo y la tierra.