Flor de ayra


Hay una realidad, y es que hay plantas en que tardan unos cuatrocientos años para florecer y los cuales no todos pueden llegar a poder contemplarlo. El tiempo es el único patrón de vida que existe, pero no es lo que nos hace vivir...

Cada instante vivido a tu lado es como ver florecer una y otra vez sin la necesidad de esperar, aunque la espera se pueda hacer eterna o un caso perdido, tu consigues que el tiempo no sea importante, cada vez que rozas mi piel como si fuera el pétalo de cristal que no quisieras romper, mirándome como si fuera pura magia...Impregnando tu aroma con el mío en aquel beso que hizo alborotar mi corazón.

Y puede que a veces los momentos y recuerdos que compartimos no todos fueron testigos, pero a pesar de ello la felicidad en mi rostro cada vez que te veo, te siento o te pienso es algo que jamás sabré ocultar, porque tú me haces vivir y saborear cada instante con la misma intensidad y de lo que jamás pensé en llegar poder enamorarme de alguien como lo estoy de ti... Tú me has hecho vivir mucho más de lo que jamás podre admitir, pero si escribir.