Escencia lunar

"La luna se ha despertado con el sueño del sol. La luz se ha roto, el hechizo ha empezado..." y en el pozo de la luna reflejando su imagen mirando como transcurren mientras la noche para los soñadores, pero con los que no tienen sueños, los que han perdido o no tienen ganas, fuerzas e ilusiones, donde el sueño solo patrocina los insomnios donde las miles personas divagan por las calles de la soledad frías y oscuras, siniestras, mientras visualizan observan en el acantilado del reflejo de la soledad de la luna como transcurren todos sus recuerdos pasar, buscando la explicación a todo insomnio donde el recuerdo se transforma en tormento donde poder hallarla donde el apego se aferró tanto que realmente olvido, como conservarla, fue entonces cuando quería aliarse con el olvido, y siempre acabara recordando donde el fuego se grabó en su corazón. torturándose cada día de su existencia hasta el fin, de poder encontrar alguna semejanza similar, una ilusión parecido o igual sensación, que quedó totalmente ileso a donde hallarse y solo parecerse al Pacman, encerrado en un laberinto de su mente donde sus propios monstros creados por él le persiguen y cuando cree que es libre y puede llegar a escaparse tras ese muro solo se da cuenta que empiezan más muros y más murros, y su única opción es huir, porque te dicen que la vida son dos días que hay que aprovecharlo y eso hice, empecé a correr olvidando el paisaje o donde o con quien estar y ahora que he parado no reconozco nada mi alrededor, no reconozco nada de mi interior, no puedo reconocer cada uno de los recuerdos que se visualizan en mi mente, como en modo aleatorio donde algunos recuerdos pueden ser de hace dos años o pueden ser de hace diez años y sin embargo ambos parecen estar tan cerca que puedo alcanzarlos, sentirlos, tocarlos, revivirlos, pero nada más que una ilusión, donde la ostia que mato la ilusión me la lleve al abrir los ojos y darme cuenta al ver la realidad, y es que ahora estoy perdida por correr; perdida que la vida es corta pero intensa, solo merece la pena cuando la vives a cada detalle de su naturaleza, y solo entonces podrás adquirí esas sabiduría que le faltaba a tu conocimiento... cuando realmente el caos termina, y la mente solamente es un dominio de espejo que se ilumina espejo tras espejo, un múltiple de ficción y realidad como las pesadillas y los sueños pueden salir cualquier cosa una vida ficticia al no estar establecida la realidad y puede llegar a provocarte un caos mental, atormentándote cada instante mientras la sombra, mi propia sombra, lo único que hace es sacar el reloj y empezar a contarte cada milésima de segundo y darte cuenta que se está agotando, tan rápido que se siente que los estás perdiendo y no te das cuenta hasta que aparece ese detalle que cambia donde la personita diminuta va creciendo instante e instante donde cada vez es más lista un poco más grande cuando sonríe sabes que puede llegar a iluminar hasta la cueva más oscura de esta plante o del universo y cuando llora sus gritos pueden llegar a atormentarte hasta el eco menos silenciado solo entonces es cuando te empiezas das cuenta que no estas muerta que sigues viva... Sobre todo cuando corre hacía tus brazos llamándote, con la ilusión en mano, pero yo sigo aquí parada dándome cuenta que todo mi alrededor sigue con el cronometro en marcha mientras siento que el tiempo se detiene todo lo demás va evolucionando, cambiando, sigue su curso, su camino, va pasando el tiempo demasiado deprisa... o yo voy demasiado lenta. Y porque el cambio no es el temor, nunca lo fue, el temor es el perder... Pero los temores hay que vencerlos o al menos intentarlo, someterse a un miedo puede convertirse en una condena inapeable, al cual no se saldrá la misma persona a la que entró. Y aquí me encuentro, observando la oscuridad de la luz de luna, esperando la estrella fugaz que me remueva y pueda luchar contra mis temores...

¡Crea tu página web gratis!