El tacto de la seda

Seda blanca. Su tacto, suave, agradable incluso diría que placentero. Pero más en el recuerdo que se esconde en aquel tacto sobre todo cuando rodea todo mi cuerpo. Y aunque este tumbada en la cama y recién levantada, recuerdo como la noche anterior cuando deshicimos la cama, en su tacto, y tu piel se convertía en la seda que cubría mi cuerpo contra el tuyo. Suave e intensamente, nos escondíamos bajo aquella sabana donde siempre disfrutamos, pero lo más hermoso no lo vi hasta esta mañana, donde tu mirada, el tacto de tu piel, debajo de la sabana, el sentir del latido de tu corazón bombeando y la murmuración sonora de tus ronquidos, sentir el tiempo detenido.... Y por un momento sonrió al verte, aunque no me estés mirando... Porque te siento a todos los sentidos y estremezco al verte despertar a mi lado, con los rayos de sol queriéndose colar por rendijas de la persiana por aquella sabana de seda blanca que nos rodea como una burbuja donde no existe nada más que nosotros... Y ver como abres tus ojos lentamente y con una sonrisa decirte "Buenos días mi amor", este es mi tacto favorito la seda blanca con aroma de ti...