Últimos suspiros

#HistoriaEnLaBotella


Embarque este navío con la única intención, o misión, de esparcir tus cenizas en el océano donde disfrutaste tu pasión, la aventura, que terminó por ser la última, os perdí, en estas aguas perdí el único amor que nunca quise perder. La familia. Te perdí hijo mío, y aunque quisiera que todo fuera una pesadilla, seguí, con la cabeza agachada, el corazón partido, y el dolor en mis entrañas.

No me diste tiempo, no tuvimos el tiempo que quise saborear contigo, los recuerdos se me quedan cortos ante tu ausencia. Desolada por cada esquina, sabiendo que este, es el último viaje que aremos los cuatro juntos. Solo os tenía a vosotros, pero el riesgo de un marinero es su marea. Y aquí las consecuencias. Porque no fui con vosotros a ese viaje.... Sin vosotros dos, sin ti hijo mío, esto no tiene sentido. Tan solo escribo la punta del iceberg del dolor que habita en mí ser. Pero debo resistir a la tormenta que hay dentro de mí; tu hermana cada vez crece más en mi interior. Debo ser fuerte por ella, y contarle lo valiente que fueron su padre y su hermano. He de despedirme de vosotros losé, pero duele mucho tener que hacerlo, el nudo lo llevo en el corazón que dejó de latir al saber que ya no volvería a verte en vida...

Durante horas hemos estado navegando, pasaron ya varios días en que dejemos de ver tierra firme, de tan solo observar algún faro y su luz entre tanta oscuridad. Cada minuto aviva más el dolor de tu perdida.

En este momento nos encontramos en medio de un océano, me senté a escribirte unos versos, pues ahora sé que no llegaremos a esa isla, la niebla nos rodea dejándonos sin ningún punto de referencia. Entre la quilla y el casco se ha causado un orificio donde el agua no deja de entrar, pero no sabemos con qué hemos colisionado, y ahora nos encontramos atascados sin ningún tipo de esperanza de salir, la radio no funciona y ayuda no podemos pedir. Por te escribo la carta, por ti, para decirte que te quiero hijo, cuida de papa, algún día volveremos a estar juntos. La niebla se ha desvanecido y Capitán observa que a lo lejos se acercan tsunamis y con el barco horizontal no podremos sobrepasar. Ni si quiera surfear.

Tu madre que siempre te amará.