Revolución 2019

Las huelgas, las bajas, un derecho opcional y no obligatorio, la multitud en las calles una desigualdad de opinión, buscamos el respecto, nuestros derechos que poco a poco se consiguieron y ahora el poder consigue que esos mismos derechos se desvanezcan con el paso del tiempo, importancia al miedo ambiente, al igualdad entre animales.... Mientras en redes sociales, o televisión sueltan basura que ellos quieren hacer creer al pueblo, nos abucen y nos controlan con las nuevas tecnologías, deportes, nos entretienen como marionetas mientras hacen lo que quieran, y todo lo demás queda oculta tras esa coraza, una simple fachada.

En este momento, Intentando abatir el maltrato, daño y dolor físico de todos los seres vivos incluido la propia naturaleza. Las huelgas siempre fueron protestas pacíficas que no llegaron a más que tan solo parar fábricas, empresas incluso colegios, todo lo que nosotros como obreros tenemos por mano. Llenar las calles con cartulinas de colores, gritando como si nos fuera la vida en ello... Mientras muchos cierran carreteras y obligar a la gente que no quiere hacer esa huelga obstaculizado en el arcén... ¿Ahora dime a esto le llamas revolución? La violencia genera más violencia. Es así, aquí no hay débiles que abajen la cabeza y encajen el golpe, aquí nos levantamos y lo devolvemos. Buscamos la culpa en los demás pero al final ¿quién es mal culpable que uno mismo? Incendiando los pueblos por una protesta como a reacción la contaminación como consecuencia hacer daño al mismo pueblo que intentamos defender y al mismo tiempo a esas personas que les rompen la cara, los huesos, aquellos que se ponen ante el peligro porque sienten que deben hacerlo, que deben poner la mejilla, defenderse, por un derecho, por un futuro, por ser escuchados. Yo nacida en Cataluña nunca acepte la independencia, pues esas personas no me representan, mi pueblo es Cataluña pero mi país es España, mi alma y mi corazón seguirá siendo español por mucha independencia que se consiga. Hay que luchar losé, hay que defender lo que es nuestro, como un puñado de abejas nos enfrentamos, paralizando todo el pueblo. ¿Pero que conseguiremos destruyendo nuestro mundo? El motivo es indiferente porque aquí, en este mundo todo está mal, absolutamente todo. Queremos respecto pero somos los primeros en generar violencia, queremos cuidar el medio ambiente, ¿pero cómo? ¿Quemando plástico urbano? En que nos estamos convirtiendo. Nada más que una manada de fieras enfadados por las injusticias que se generan, artos del poder que nos tome como marionetas, aquí el miedo no está en nosotros está en quienes no creen en la lucha, pero la lucha no en obtener una guerra, porque entre fuego cruzado nadie, absolutamente nadie será capaz de escuchar o razonar. Porque los que están en el poder nunca darán la cara. Es así, la cara la dan esos policías, esas personas disfrazadas con armas, con bombas, con coches blindados, que solo cumplen ordenes, ellos no son el enemigo, pero son lo que continúan la violencia maltratando mujeres, hombres, niños, personas de distintas edades, ¿eso es un trabajo? En este momento todos somos culpables.

Lo único que consiguiéremos será una guerra de las pocos podrán sobrevivir. Porque lo que tenemos no se pronunciar ni decir que es vivir, es intentar sobrevivir en un monopolio que juegan los que están al mando y como las figuras del juego, tan solo podemos paralizar ese momento, esperando obtener el cambio, ¿pero cambio tendremos si no somos escuchados?, si nuestra imagen tan solo es la fuego, la de destrucción o maltrato... Pareciendo una hipocresía y cinismo. Lo digo en general porque al fin y al cabo somos humanos, siempre hemos luchado, siempre hemos creado guerras, creamos el bien y el mal, preferimos la bondad, al no ser traicionados y a veces uno mismo se traiciona, miente.... Todos tenemos la culpa de lo que está sucediendo porque dimos el poder en algún momento en base a todas las mentiras que salieron por la boca de muchos que ansían ese poder, y ahora su mandato no es democrático sino dictadura. Las injusticias seguirán y nosotros seguiremos para revindicar justicia. Todos unidos...

No en base a la bandera, porque al fin y al cabo, la bandera tan solo es un símbolo llena de personas, de tradiciones, distintas lenguas, diferentes ambientes, pero somos todos, vascos, gallegos, andaluces, catalanes, todos somos españoles y todos unidos formamos la bandera de España y su símbolo, lo demás fuera de estas tradiciones o momentos cotidianos tan solo es política... Y en el rincón de la política tan solo hay cuervos disfrazados de palomas de paz...

Desde pequeños nos enseñan a unirnos, indiferentemente de la cultura, color de piel, de ojos, o sexo, y poco a poco en el trayecto nos enseñan a competir, a quien es mejor... y ahora nos convertimos en monstruos que no tiene empatía ni humanidad, nos separamos como continentes, el progreso de andar hacía atrás.... Nos enseñan a tener opinión propia a escuchar y defender lo que pensamos, cada uno es libre por derecho de expresión, pero expresión no es una agresividad de ambas partes, hay grandes debates pero al final, ¿quitando la política que nos queda? ¿Quitando los continentes y las etiquetas, que nos queda? La evolución de la humanidad, demostremos que somos inteligentes, demostremos lo que podemos llegar a conseguir siendo honestos, sin levantar la mano por una opinión diferente al del lado...