En la orilla


Huellas marcadas con el paso del andar, mientras el agua las arrastra haciendo desaparecer todo rastro de su existencia. Regresando a su esencia en cada ola, alejándola por la marea de su corriente. El tiempo se dispara aquí, la arena del reloj se la otorga a la persistencia de la orilla de esta playa. Donde la inocencia se viste de felicidad alumbrando más que cualquier día soleado...