El elefante


La aventura en la selva, donde todo animal está en libertad, y todos conviven como la naturaleza dicto. Paseando por ahí un bebé elefante encontré, algo herido en una pierna, y le ayudé poco después ya era un miembro más de la familia de elefantes, eran enormes, y pude tomar unas preciosas fotografías, y una gran investigación de la vida cotidiana de estos animales. El tacto de su piel Cuando debí abandonar una enorme avalancha de tristeza se dirigió en mí. Mi deber fue irme. Al tiempo descubrir un circo que deseaba aventurarme junto con mi sobrina. Era increíble lo que podías conseguir unos animales. Fue todo un show, pero cuando me dirige al mago que creó aquel espectáculo me di a la cuenta cuando lentamente me acercaba el maltrató a cada uno de los animales, encerrados, encadenados, golpeados, mientras el gritaba sin parar, mientras en el murmullo se pronunciaba el dolor en cada lagrima derramada, aquellos animales sufrían día tras día, mi ser no pudo contener la ira e hice todo lo que estuvo en mi mano para que aquella tortura terminase... Nunca más volví a ir a un circo que actuaban con animales. Sin embargo aquel circo terminó arruinado tiempo después de destapar la verdad y ver la crueldad que era capaz de hacer por unas monedas a cambio...