La paz

Intento hallar la paz, sentándome en el prado de mitad de un bosque al lado de una cabaña, voy ahí y me relajo respirando y escuchando los sonidos de la naturaleza como si fuera la sinfonía de una canción, mientras observo el movimiento de su naturaleza sentada encima la hierba. Al tiempo me acerco en la hamaca y cierro los ojos en mitad de la naturaleza. El sol radia en mi mirada, los pájaros susurran en mi oído, la brisa me acaricia mi pelo suavemente, su aroma llena mis pulmones. Y una sombra se pone entre la luz del sol y yo... Entonces abro los ojos lentamente y ahí me encuentro a mi vecino, sonriendo y mirándome, en aquel instante me incorporo y me siento en la hamaca, le pregunto si desea algo y me pide que le acompañe. Caminamos por un sendero, hasta llegar a una cabaña en lo alto de tres árboles, al subir me encuentro que en aquella cueva hay bocetos y dibujos de todo tipo de clases, entonces mi vecino me pregunta si le puedo ayudar a a decorar la cabaña y arreglarla, sin dudarlo le brindo mi ayuda, el día paso, las tarde fue divertida, terminamos los dos pintados, y al fin pusimos el ultimo dibujo en marcado en la pared. Mientras el amanecer radiaba por la ventana, y terminamos entre lazados a centímetros de nuestros labios.