El lado de las cosas


El lado de las cosas...
El mundo te romperá el corazón de todas las formas imaginables. Eso está garantizado y yo no puedo explicarlo, como tampoco la locura que llevo dentro ni la locura que llevan los demás... La vida nunca es justa pero debes afrontar los golpes y seguir adelante. Y cuando tengas el corazón roto tendrás que volver a construirlo y, no solo eso, tendrás que volver a confiar y esta es la parte más difícil. A pesar de todo esto, aunque la vida rompa todas tus ilusiones debes seguir soñando, ¿sabes porque? Porque si no te ilusionas, porque si no sueñas, porque si no amas. ¿¿Qué clase de vida estás viviendo?? ¿Para qué quieres una vida si no la estás aprovechando? No se puede vivir con miedo toda la vida. La vida es así: te caes, te levantas y te vuelves a caer. Pero, si ni siquiera te mueves por temor a caerte, en realidad, ya te has hundido...

He sido el lobo de alguna historia de alguien, he sido la buena y la mala, diferentes matices, diferentes perspectivas, todo, absolutamente todo tiene más de una visión o un sentido. No compares a nadie, no señales sin saber si realmente los hechos son los que crees.

Lytos hizo una revelación cuando habló de las discusiones, y realmente creo que lo que dice es certero: " entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que quieres entender y lo que entiendes, existen nueve posibilidades de no entendernos..."

La certeza que quiero expresar es que siempre habrá el lado negro y su lado opuesto, el blanco... No te rindas a empezar de cero, a pesar de quien fuiste o que errores cometiste, porque solo tú sabes quién eres y a dónde quieres ir y con quien, confía, equivócate, es mejor vivir de errores que no sentir. Y dejar la incertidumbre al lado de tu vida... Y ver como el tiempo pasa y tú sigues ahí sin hacer, absolutamente nada. Cambia el lado de las cosas, nadie sabe lo que piensas o sientes, solo tú, y aunque más de uno viva un mismo momento contigo no será descrito de la misma manera... Ni tampoco los testigos de tus actos. Hay muchas versiones de una misma historia, y yo soy la autora y la protagonista de mi propia historia... Y cada uno de la suya.