Puertas cerradas

#EnTiempoDeCoronavirus

Con el tiempo la humanidad creó rutinas constantes, egoísmo, avaricia....Tantos pecados...

Los humanos dejamos de ser humanos, hasta hoy, el día que la Humanidad fue más unida por las adversidades.

Hace un tiempo escribí sobre lo que la tecnología había causado en nuestros días en nuestras generación, y pesar de la distancia que creamos de lo que nos separaba de la vida cotidiana de las personas de aquel tren, bus o la calle, la misma tecnología, móviles, tablas y de más, ahora es la que nos une... encerrados en cuatro paredes que se convierten en frontera mientras muchos se arriesgan a luchar contra el virus... Llamadas en video y sonrisas entre pantallas... mientras muchos otros lloran por las mismas con despedidas...

Padres y madres.... con gotas saladas de desolación y tristeza al no poder abrazar a sus hijos... pero con la fuerza de seguir luchando y gritando desde la calle cuando es su cumpleaños...

Vuelven a estar de moda las conversaciones en los balcones...

La guerra contra el virus vivimos... su lado oscuro es el tormento de las ausencias y las personas que dejamos en la cuneta, la lucha de los supervivientes que a pesar de todo pueden regresar a su hogar... muchos que se enfrentan si saber si podrán o no continuar, días de impotencia, desesperación y tristeza...

Y al fin los que estamos en casa y aplauden para que no pierdan el ánimos los que siguen luchando, recordando que todos ahora mismo estamos unidos...

Ha dejado de importar el color de nuestra piel, las guerras, los accidentes, las responsabilidades todo menos nuestra salud... y puede que engordemos o puede que nos desesperemos encerrados como rapuzar en su torre. Repitiendo miles de acciones para que el tiempo pase...

Mientras echamos de menos el mundo que conocimos y nos vienen a la mente apocalipsis de película que puede que en algún lugar mundo puedan pasar...

La fecha de caducidad esta puesta en todo... porque la vida nos ha enseñado los cambios de giro de 36o grados que es capaz de dar.... todo acabara porque está escrito en las raices del destino... como cada paso y cada punto de nuestra historia... como pasaron aquellas guerras que aún siguen atormentando... y a pesar de su saber el día de su fin podemos mantener la esperanza y con certeza y mucha paciencia pasar estos tiempos...

Aunque ninguna frase es lo suficientemente motivadora, mientras haya un rayo de esperanza me aferraré a él....Mientras seguimos con miedo angustiados sin saber cuándo se acabara o cuando encontraran un remedio a pesar de saber que es un proceso lento... aquí estamos entre cuatro paredes mirando por una ventana.. Creyendo y animando a los demás al decir que esto acabara y todo volverá a la normalidad porque la esperanza no nos la pueden arrebatar...  

¡Crea tu página web gratis!