Tú decides

Consiste en escribir un relato entre 350 a 500 palabras.

Una persona empieza una historia y los demás autores continúan pero dejando un final con una decisión a tomar. 

Los relatos serán expuestos en Instagram o YouTube como videos. 

(Aquí solo disponible en texto para ver los videos  pulsa en enlace.) 

El Rubio

Introducción escrita  por Sergio Amela

La vida te da sorpresas. Buenas y malas, pero sorpresas. Un día estas aburrido trabajando y al otro te ausentas del curro porqué te han invitado a tirarte en paracaídas en Madrid. O quedas con tu amigo y te despides con un abrazo sin saber que será el último. Cuando te levantes solo tienes que pensar en una cosa, en vivir sin perder la sonrisa, aunque el mundo se caiga en pedazos tu tienes que disfrutar. Nadie sabe el mañana, pero si que sabe el pasado, con lo cual se puede mejorar día tras día. Estos pensamientos son lo que cada domingo Antonio, el abuelo de Juan, le recalcaba a su Nieto desde que tenía memoria. Juan, apodado el Rubió aunque era más moreno que el chocolate, tenía veinticinco años y trabajaba en la cocina de un McDonald's a media jornada, y la otra jornada se la pasaba estudiando la carrera de informática. Compartía piso con dos chicos y una chica de edades parecidas, y aunque se llevaban bien cada uno hacía su vida. -Hasta mañana Rubió! - Le dijo el encargado del McDonald's. -Hasta mañana jefe- Contestó Juan poniéndose unas gafas de sol. Medía un metro ochenta, llevaba el pelo negro recogido con una coleta y tenía un físico delgado. Ese día vestía con camiseta de AC/DC roja y unos pantalones piratas blancos acompañados de unas bambas Nike. Ando unas calles dirección su casa cuando vio una cartera en el suelo. Miro alrededor para comprobar si había alguien y se encontró solo. Se agachó para coger la cartera y la abrió. No tenía ningún documento de identidad, simplemente unos vales para una discoteca que Juan ni conocía. Iva a tirarla a la basura cuando por el rabillo del ojo pudo ver que la cartera tenía doble fondo. Con los dedos abrió el fondo y los ojos se le pusieron como platos. Había un fajó de billetes. Volvió a mirar a su alrededor. Nadie en el horizonte. Saco el dinero y vio que todos era billetes de quinientos. Empezó a sudar desde la cabeza a los pies. Que tenía que hacer? Miles de preguntas le vinieron a la cabeza y al final comprendió que solo tenía dos alternativas, ir a la policía o irse con el dinero. Que haría el Rubio?